Vitalidad

Encarar la vida de forma apasionada y con energía, como si la vida fuera una aventura. No hacer las cosas a medias o con poco corazón. Sentirse vivo y vital.