Inteligencia Social

Es una fortaleza interpersonal que implica cuidar y ofrecer amistad y cariño a las demás, alimentando la virtud Humanidad.
Se la conoce también como Inteligencia Emocional, y se define como ser consciente de las motivaciones y los sentimientos, tanto de uno mismo como de los demás; saber cómo comportarse en las diferentes situaciones sociales, saber qué cosas son importantes para la otra persona, tener empatía.

Los objetivos de este taller son:

  1. Ayudar a los jóvenes a reconocer que todos tenemos diferentes sentimientos y emociones ante los mismos estímulos y situaciones
  2. Que aprendan a respetar y a aceptar los sentimientos y emociones de los demás como base indispensable de esta fortaleza
  3. Ser conscientes de que el autocontrol es fundamental para lograr el dominio y control de las propias emociones
  4. Desarrollar y ejercitar la empatía a través de ejercicios de casos, y de la propuesta de metas concretas para trabajar en el futuro.

Las emociones son impulsos que nos llevan a actuar, y que dificultan o favorecen nuestra capacidad de pensar, planificar, actuar y finalmente, alcanzar nuestros objetivos. La conciencia y el control de nuestras emociones nos proporcionan un mayor grado de libertad.