Autocontrol

Esta fortaleza nos protege contra los excesos y alimenta la virtud de la Moderación o Templanza.

El AUTOCONTROL se refiere a la capacidad de gobernar la propia vida, a regular los propios sentimientos y acciones. A través del conocimiento y el ejercicio de esta fortaleza se trata de forjar personas disciplinadas, capaces de controlar los propios impulsos y emociones.

Los objetivos de este taller son:

  1. Identificar esta fortaleza como básica e indispensable para desarrollar todas las demás fortalezas
  2. Mejorar el autoconocimiento emocional y desarrollar estrategias para  ejercitar el autodominio y la autorregulación
  3. Reconocer que la libertad personal deviene de la mayor autorregulación de las emociones y no viceversa
  4. Valorar el autocontrol como llave para el crecimiento y desarrollo de las propias potencialidades y capacidades, para lograr una vida plena

Se trata de tener la capacidad para pensar, sentir y actuar sin ser manejado por las circunstancias externas o por factores internos no conscientes. Se trata en definitiva, de “ser uno mismo”.